Crítica: Espacio interior, Kuno Becker impresiona

Espacio interior

Espacio interior

Un cuestionario en blanco, un hombre de 33 años confinado a un cuarto de 1.56 x 3 mt. Historia real acerca de un secuestro que se dio en 1990 en la Ciudad de México, uno de tantos casos que aún existen en la realidad de nuestra ciudad.

Lazaro (Kuno Bceker) cuando es encerrado en una casa de seguridad por tiempo indefinido, se enfrenta con un aislamiento absoluto en el cual deja de ver a su familia por 276 días, tiempo durante el cual no vio más caras humanas, ni la luz del sol, sólo era él con él mismo, sus pensamientos y sus propias angustias. ¿Pero, cómo sobrevivirte a ti mismo sin perder la razón?.

Espacio interior, no es un filme más sobre secuestros, violencia y corrupción del sistema de seguridad mexicano, explora más allá de las superficialidades de una realidad que no podemos negar, pero que muchas veces, sin olvidarla del todo, podemos ignorar. Como su nombre lo dice, no se ve hacía el exterior, es un viaje al interior de los sentimientos, un retrato íntimo de un ser humano -que puede ser cualquiera de nosotros- luchando por mantenerse cuerdo sacando fortaleza interna de su familia y recuerdos.

Una rutina de actividades que él mismo personaje se crea, no deja que se vuelva loco, cuando está a punto de caer en una depresión por su aislamiento y dejarse morir, se levanta, se sacude el polvo encontrando dentro de esas reducidas paredes una razón para salir de ahí. Los viajes oniricos y de recuerdos logran que Lazaro no pierda la esperanza de volver a ver su familia. Flashbacks que nos dejan ver las relaciones con sus padres nos demuestran que lo realmente valioso en esta vida es lo que más dejamos de lado, y que, en situaciones como esta valoramos más.

Espacio interior

Espacio interior

Con una producción mínima, el director Kai Parlangue Tessman nos entrega no un blockbuster como lo fue Nosotros los nobles, sino que, en contraste nos brinda un proyecto que lo brillante no es la historia en si, sino la realización y el trabajo que se ve en la pantalla. La fotografía nos muestra un cuarto oscuro sin ningún servicio más que una letrina, tablas de madera con lonas blancas simulando paredes y un foco. Todo esto transmite una asfixia, la desesperación del personaje por salir aportando momentos de tomas exteriores que significan un descanso visual del encierro claustrofóbico que vive Lázaro.

Kuno Becker, esta esplendido en el desarrollo del personaje, aunque hay momentos en los que se tiene interacción con más personajes, él es la película y sobre él recae el peso artístico e interpretativo de la historia.  No quiero caer en elogios innecesarios por que no soy fan del actor, pero siempre he de reconocer el trabajo que se hizo con dedicación y entrega. Anteriormente, y quiero hacer referencia a actuaciones similares como en Sepultado con Ryan Reynolds, ya se ha visto a un sólo actor llevando un proyecto en sus hombros de esta manera, pero el actor mexicano, a mi opinión se lleva mis palmas, filme ganador del Premio del Público en FICG 27 en Guadalajara  en el 2012  y también como mejor actor por Becker, vale mucho la pena verlo.

La historia no tiene más premisa que el secuestro y la violencia psicológica, es la dirección y la actuación lo que le da la fuerza a esta anécdota de la vida real que sucede  todos los días, algunas no encontrando el final que buscamos o que los afectados esperan. Un guión bien realizado, coherente que te lleva a una resolución que pudo haber sido más trágica, de una forma muy positiva el filme muestra la fortaleza interna que podemos tener en situaciones extremas como la muerte o la desaparición de alguien. Aunque puede ser dicho que Espacio interior es una película de superación personal tipo “Únete a los optimistas” está muy bien realizada, dirigida y actuada, sin más pretensión que demostrar las razones que se pueden tener para no caer en un abismo por más negro que se encuentre el cuadro.

Espacio interior

Espacio interior

Proyecto que cuenta con las actuaciones de Ana Serradilla, la cual lleva un papel muy de soporte siendo la esposa del personaje principal, pero que junto con el cast logran transmitir la angustia de una familia que temen por la perdida y la desaparición de uno de sus integrantes. El plot nunca se cae, Becker te mantiene atento a sus gestos y reacciones, las secuencias dejan que el filme mantenga un ritmo que en ningún momento te aburre- como puede suceder en trabajos que se mencionan arriba- haciendo que las casi dos horas de duración no las sientas del todo.

Lo excelente: La actuación de Kuno Becker.

Lo bueno: La historia, aunque puede sonar igual que películas anteriores por mucho es diferente y genial.

Lo malo: Que no hay muchas salas donde se exhiba.

El filme se proyecta en muy pocas salas del país, pero seguro la pueden encontrar en la Cineteca Nacional de la Ciudad de México. Brindo el link de la página de la película http://www.espacio-interior.com.mx/

Anuncios

¿Qué comentario haría Tom Cruise?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s